Europa impulsa el buque de plástico y resina para sustituir al de acero

Europa impulsa el buque de plástico y resina para sustituir al de acero

El proyecto, liderado por España, aligerará el peso y ahorrará un 15 % de combustible

El acero está caro, contamina y dispara el consumo de combustible de los barcos. No existe un material alternativo para la construcción de grandes buques, aunque tal vez sea por poco tiempo. Esa es la misión del Fibreship, un ambicioso proyecto europeo, que ayer se presentó en Vigo, y que se marca como objetivo la construcción de grandes embarcaciones para la navegación marítima y de interior de gran longitud (de más de 50 metros de eslora) íntegramente con materiales compuestos FRP (Fiber Reinforced Polymer) o, dicho de una forma sencilla, de fibras resistentes logradas a base de plásticos y resinas.

Fuentes de esta iniciativa explican que Fibreship es uno de uno de los proyectos de investigación de mayor alcance financiados por la Comisión Europea, con un coste total estimado en unos 11 millones de euros, de los cuales nueve provienen de fondos de la UE a través del programa Horizonte 2020.

¿Cuáles son los beneficios que ofrece este tipo de buques? En primer lugar, la rentabilidad: la reducción del peso del buque -en más de un 30 %- permite aumentar la capacidad de carga de mercancía en un 12 %. Además, los nuevos buques, más ecológicos, ahorrarán entre un 10 y un 15 % en el consumo de combustible y el coste del mantenimiento también descenderá en un 30 %, sobre todo si se tiene en cuenta que se evita prácticamente la corrosión en este tipo de buques.

Estas embarcaciones, según sus diseñadores, cuentan con más estabilidad y reducen, en comparación con los barcos convencionales, las emisiones de gases. También mejorará la firma acústica que afecta especialmente a la fauna marina. Además, cuentan con grandes ventajas estéticas, que resultan atractivas, sobre todo para los diseñadores y armadores de cruceros de lujo.

En el proyecto, que lidera España, participan 18 entidades internacionales pertenecientes a 11 países, todas representativas de la industria pesquera y de construcción naval europea. A la cabeza, 5 firmas españolas: el Centro Tecnológico Soermar, el Centro Internacional de Métodos Numéricos en Ingeniería (CIMNE), Compass IS, el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y Técnicas y Servicios de Ingeniería (TSI).

 

Fuente: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/maritima/2019/07/05/europa-impulsa-buque-plastico-resina-sustituir-acero/0003_201907G5P32991.htm

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *