Por Lic. Mileydis Valera – A2M Consultores

Los efectos del brote de coronavirus Covid-19 se extenderán mucho más allá de la salud y la amenaza para la vida humana.  Las predicciones han sido confirmadas y existen indicios que el virus tendrá un impacto significativo en el comercio internacional y las industria naviera y portuaria.

El transporte Marítimo, es uno de los medios de transporte más utilizados y aplicados para el traslado de mercancía, pero también se caracteriza por su inestabilidad, proyectada por los ciclos de ordenes de buques y de fluctuación de la demanda en una gama de diferentes tipos de carga y de rutas.  Un factora que actualmente y de gran importancia que esta afectando al transporte marítimo, es la pandemia de Coronavirus (COVID-19), que ha perturbado, no sólo a las economías, sino también a la normalidad de la vida de muchos países.

Maritime Strategies Internaciotional (MSI), analizó como esta enorme preocupación mundial repercutirá en diversos sectores del transporte marítimo. En su análisis, informan que en todas las rutas existe la posibilidad de que produzcan más descensos y/o trastornos, lo que se puede traducir en términos de impacto en el PIB (Producto Interno Bruto), sin embargo por la rápida evolución a los acontecimientos, basó su análisis y proyecciones en un escenario que denominó como “Provisional”.

De acuerdo a la MSI, este escenario provisorio, predomina la introducción de amplias medidas de distanciamiento social/cuarentena en gran parte de Europa y América del Norte. Bajo este marco, las economías pasarán por lo menos parte del año 2020 en recesión, lo que en muchos casos llevará a contracciones del crecimiento del PIB durante todo el año.

Mientras se mantenga la situación y se siga extendiendo a zonas clave del consumo, aumentará el riesgo de una recesión profunda, pudiendo recuperarse el comercio marítimo hacia 2021 o 2022.

No obstante, la MSI indica que es probable que las medidas de cuarentena se apliquen en gran parte del sudeste Asiático, el Sur de Asia y algunas economías de América Latina y África, mientras que China logrará mantener los casos de COVID-19 bajo control.

Dada la interrupción de la producción en China desde Enero de este año y las recesiones previstas en las principales regiones importadoras, la MSI espera que el transporte de contenedores reduzca en 2020 por primera vez desde 2009.

Las tres alianzas que atienden el comercio entre Asia y Europa, ya han retirado volúmenes importantes de capacidad en lo que va de 2020 por medio de itinerarios en blanco. Por el contrario, el sector de graneles, en tanto, avanza al filo de la navaja con dos resultados admirables:

1.China sigue en recuperación a la vez que la industria en otros puntos del globo se ve afectada, mientras la oferta de capacidad no sufre grandes consecuencias, llevando a una baja de tarifas. China importa excedentes y finalmente la demanda se fortalece.

2.Los principales productos de commodities también se ven muy afectados y la demanda sigue siendo muy débil.

Las presiones adicionales causadas por el brote de coronavirus probablemente exacerbarán los problemas existentes, lo que podría afectar el rendimiento financiero de las compañías navieras mundiales, dejando a la industria en un período de incertidumbre hasta que no se logre encontrar una vacuna efectiva para controlar la pandemia y los gobiernos promuevan medidas de choque para reactivar la industria y el comercio.

Nosotros, conjuntamente con el equipo de ImageNáutica, seguimos promoviendo el emprendimiento como vía para impulsar el crecimiento y desarrollo del sector marítimo de nuestra región.

Muchas gracias por leernos.

Si te gustó este articulo te invito a compartir en las redes sociales, y si tienes algún comentario no dudes en dejarlo un poco más abajo.